¿Pagos por servicios ambientales: una nueva panacea o un complemento para la gestión del medio ambiente?

Los pagos por servicios ambientales (PSA) son un instrumento cada vez más utilizado para conservar la biodiversidad y mejorar la integridad ecológica de los ecosistemas, pero también como instrumento para luchar contra la pobreza. ¿Se trata de una nueva panacea o de una nueva moda? ¿Qué elementos nos permiten concluir si estamos o no ante un instrumento eficaz para la gestión del territorio?

Con el objetivo de medir el aporte de los PSA en las políticas ambientales y agrícolas, Pesmix tiene como meta el analizar las sinergias y conflictos entre PSA y los instrumentos que declinan de estas políticas. Pesmix ha sido lanzado en el 2011 por una duración de 3 años. Para alcanzar este objetivo, Pesmix trabaja sobre dos países:

  • México, país emergente, donde el estado es el actor de dos programas a escala nacional de PSA ;
  • Madagascar, país menos industrializado, donde actores privados (e.g. ONGs y Fundaciones de conservación en partenariado con financiadores privados), son los ejecutores de una variedad de proyectos PSA a escala local.

Pesmix está financiado por la ANR (Agence Nationale pour la Recherche – Agencia Nacional para la Investigación), y cuenta con la colaboración de socios mexicanos y malgaches. Esta coordinado por el Cirad, por el equipo de investigación “Bienes y Servicios de los Ecosistemas Forestales Tropicales”.

Cookies de suivi acceptés